Micro-momentos

La ventaja se la lleva aquel que aprovecha el momento oportuno(Johann Wolfgang Goethe)

En esas pequeñas cosas está el valor real de lo que eres y de lo que quieres ser. No se trata de grandes hitos sino de pequeños instantes con los que engrandecer nuestra experiencia. Búscalos y disfrútalos más a menudo. Son los micro-momentos.



Si no te paras a pensar de vez en cuando, llegará un momento en el que te encontrarás sin salida. Los micro-momentos te permiten parar en medio de la vorágine y restituir el flujo correcto de pensamiento y energía que te ayuda a apreciar cada minuto de tu vida.

Crearlos depende de ti. Un pequeño momento de relax al final de la semana o un momento placentero donde disfrutar del presente. Un baño relajante o una cerveza bien fría al final de la semana. Puede ser un momento para ti, para desconectar o para retirarte y tomar una visión diferente de un problema o decisión a tomar.

Suelen ser pequeños momentos a los que no hacemos caso y que no saboreamos suficientemente. No estamos acostumbrados a tenerlos a hacerlos nuestros. Un pequeño paseo, sentarse tranquilamente a tomar tu bebida favorita o leer un libro. Un micro-momento es para ti, no es para compartir, es tu momento. Cuantos más micro-momentos incluyas a lo largo de tu día, más en disposición estarás de rendir más y más centrado en lo importante te encontrarás.

Estos momentos propios son fundamentales para una higiene mental adecuada y un equilibrio emocional satisfactorio. Son pequeñas recompensas personales. Adóptalos, créalos y sobre todo, disfrútalos. No son un complemento, deben formar parte de tu estilo de vida para ser más feliz, para ser mejor y para ser consciente de lo que eres.

Has escuchado cientos de veces que hay que disfrutar de las cosas pequeñas. Los micro-momentos son momentos pequeños que, sumados, hacen un todo y dan sentido a los grandes logros a la vez que te hacen poner el pie a tierra. Es auto-satisfacción personal.

¿Cuantos momentos para ti tienes a lo largo del día? Si no tienes al menos uno, algo no estás haciendo bien. Puedes tenerlos en el trabajo, en casa, en el camino de vuelta a casa, en la ducha, durante el desayuno o antes de dormir. elige tu espacio, es para ti.

Crear la rutina de dedicar al menos 5 minutos al día para disfrutar de tu micro-momento es uno de los puntos de partida para conseguir un rendimiento extraordinario físico y mental. Es dedicarte a ti mismo un pequeño tiempo para ser consciente de en qué estado estás. 

¿Cuantas veces a lo largo de estos 6 meses te has sentado, tranquilamente, sin que nadie te molestara, durante unos minutos a, simplemente, gozar? Te recomiendo que lo hagas.

Ayudarás a tu mente a ordenar ideas, desestresar, desacelerar y vivir más. Toma tiempo para ti, siempre. Es un super-hábito que no debes dejar pasar si quieres vivir mejor.

Un abrazo.
Carlos.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.