La técnica Pomodoro para mantenerte enfocado en tus tareas

Nada altera mi concentración. Podrías hacer una orgía en mi oficina y yo no miraría. Bueno, quizá una vez. —Isaac Asimov.

Mantenerte concentrado en la misma tarea durante un determinado periodo de tiempo puede llegar a ser complicado si no has desarrollado la habilidad de enfocarte sin distraccionesLa técnica Pomodoro te puede ayudar a conseguirlo.



La técnica Pomodoro es un método de administración del tiempo de trabajo desarrollado para favorecer la concentración y aprovechamiento máximo del tiempo dedicado a la realización de tareas. 

Fue desarrollado por Francisco Cirillo en los años 80 y poco a poco fue popularizándose sobre todo por el mundo de los programadores informáticos. Se llama Pomodoro porque el desarrollador lo implementó con el típico temporizador en forma de tomate (pomodoro en italiano).

La técnica

La técnica consiste en dividir tu tiempo de trabajo sobre una tarea en bloques de 25 minutos llamados pomodoros. Durante esos 25 minutos deberías estar 100% concentrado en tu tarea evitando cualquier tipo de distracción. Una vez que han pasado esos 25 minutos debes parar en el punto en el que estés y descansar 5 minutos. 

Una vez completados 4 pomodoros se realiza un descanso más largo de 20-30 minutos. Una vez pasado este descanso se comienza de nuevo con el bloque de 4 pomodoros de 25 minutos + 5 de descanso.

El método se basa en la capacidad de concentración humana, ya que el cerebro necesita descansos periódicos para mantener el rendimiento óptimo. Si trabajas durante mucho tiempo en la misma tarea sin realizar un descanso, tu capacidad de concentración disminuye a la vez que tu eficiencia.

Mantenerte enfocado en esos 25 minutos es el reto que te propone la técnica. Tendemos a dispersar nuestra atención en otras asuntos más atractivos para nuestro cerebro cuando llevamos unos minutos concentrados en algo. 

Esto es lo que nos propone: permanecer con el foco en la tarea durante esos 25 minutos para después recuperar y despejar la mente durante un lapso de tiempo corto. De esta manera evitamos la saturación y podemos trabajar durante más tiempo con la misma calidad y eficiencia.

La técnica ha sido y es muy utilizada por programadores informáticos que pasan muchas horas delante del ordenador. Tiene sus pros y sus contras. Yo personalmente no la utilizo a rajatabla. 

Me sirve de guía para acordarme que tengo que realizar descansos periódicos, pero en mi caso procuro descansar cada 50-60 minutos aproximadamente, entre 5 y 10 minutos para maximizar mi rendimiento descansando periódicamente.

¿Una técnica para todos?

Por eso no creo que la técnica se pueda utilizar para todas las ocupaciones, tareas ni contextos. Es más, creo que es muy beneficiosa solamente para ciertos momentos y tareas determinadas en las cuales sepas que no vas a ser interrumpido o tareas muy repetitivas que te van a llevar mucho tiempo, como puede ser el caso de los escritores. 

De hecho, este artículo lo estoy escribiendo utilizando pomodoros para maximizar el aprovechamiento de mi tiempo. También parte de mi ebook: Triunfa con GTD­® (suscríbete al blog y te te lo regalo) lo escribí mientras iba consiguiendo pomodoros.

El obligarte a parar de trabajar a los 25 minutos, en momentos en los que tu concentración e inspiración es máxima, no solo no es beneficioso si no puede llegar a ser contraproducente para tu productividad y creatividad. Por eso creo que aun siendo una buena técnica hay que tomarla con cierta flexibilidad para poder aumentar sus beneficios.

Ventajas

  • Favorece la concentración.
  • Aumenta la sensación de avance al ir consiguiendo pomodoros.
  • Te motiva a continuar ya que 25 minutos no parece mucho tiempo de trabajo seguido.
  • Ayuda a medir tiempos en tareas largas para poder optimizarlos.

Desventajas

  • Demasiado rígido. 
  • No sirve para todas las tareas.
  • No aprovecha los tiempos de máximo enfoque y creatividad.

La técnica Pomodoro puede ser un buen comienzo para empezar a mejorar tu concentración y no dejarte llevar con continuas interrupciones.

Te invito a que la pruebes y me cuentes si te es útil o no.

Un abrazo.
Carlos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.