Slow Yourself en 2017

Todo lo que vivimos es digno de ser vivido. -Proverbio Zen.

Ultimo día del año. Momento de reflexionar.



Este es el resumen anual de lo que ha sido 2017 para Slow Yourself:
  •           38 artículos publicados.
  •           Más de 200 suscriptores a día de hoy.
  •           Un ebook editado: Triunfa con GTD®. (Descárgalo gratis).
  •           Más de 85.000 páginas vistas en el último año.
  •           Nuevo logo y eslogan: Slow Yourself.
  •           Nueva filosofía, mismas ganas.
  •           Muchos aprendizajes.
  •           Un artículo semanal durante las primeras 30 semanas.
  •           Productividad, rendimiento, estilo de vida, carreras...

Este ha sido mi año:
  •           1760 horas de trabajo (220 días laborables).
  •           5 carreras.
  •           He visitado un país nuevo.
  •           He celebrado mi 36 cumpleaños.
  •           1480 km en bici (carretera + BTT).
  •           19 horas de rodillo.
  •           250 km corriendo.
  •           12.000 m nadando.
  •           Unos 12-14 libros leídos.
  •           Cientos de horas jugando con mi hijo.

No les presto mucha atención a los números del blog pero ahí están. Son números muy discretos pero a mí me hace ilusión que al menos, a unas cuantas personas les haya interesado lo que escribo y que casi 200 personas se hayan descargado mi ebook

A todos los que lo hayáis hecho, muchas gracias por la confianza, pero sobre todo espero que os haya servido para comenzar a aplicar GTD® en vuestro trabajo o al menos, que os haya permitido empezar a cambiar vuestra forma de trabajar y vivir de una manera más productiva, eficiente y relajada. Y a los que no, ¡a qué esperas! ¡Descárgalo!

Hoy es uno de mis días favoritos: nochevieja, el último día del año. Tiene algo especial para mí. Un nuevo año, nuevas expectativas, nuevas motivaciones, nuevos sueños. Me gusta arreglarme para este día y juntarme con parte de mi familia para celebrar las últimas horas. Me gusta tomar una copa de vino antes de cenar, de pie, en el salón, hablando y riendo. Me gustan los últimos preparativos y acabar de poner la mesa, quizá escuchando música.

Por todo esto es hoy un día de balance; y cada fin de año me gusta echar la mirada atrás. Un año en el que ha habido de todo. Cosas muy buenas y no tan buenas. Lamentablemente, hace pocos días nos dejo alguien muy especial para la familia. Mucho antes de lo que le tocaba. Las pérdidas deben ayudar a darnos cuenta de que tenemos que aprender a quejarnos menos y a disfrutar más de las pequeñas cosas como esa copa de vino antes de la cena de nochevieja, como os decía antes.

En estos balances es muy bueno analizar lo ocurrido y sacar conclusiones y aprendizajes de los errores y establecer mejores maneras de hacer las cosas para seguir progresando en el día a día:
  • Analizar cómo vives y trabajas para poder mejorar métodos y maneras de hacer las cosas que impliquen menor esfuerzo y mayor efectividad. 
  • Eliminar lo innecesario y centrarse en lo importante y ver en qué ámbito puedes mejorar y que otros hábitos debes mantener. 
Es la base para un correcto equilibrio y para mantener la motivación constante.

Como ya escribí en el post de la semana pasada, mi propósito para 2018 es desacelerar, estar más presente y simplificar. Tener menos expectativas para poder apreciar y estar más a gusto conmigo mismo y conocerme mejor para poder afrontar cada situación más y mejor preparado. Quejarme menos y aceptar más. Fluir más. Dejar de controlar lo que no se puede controlar y seguir ocupándome en vez de preocupándome.

Es mi manera de ver las cosas y es como me gustaría trabajar para que así sean.


En 2018, leeréis más sobre productividad, estilo, mindful, concentración, deporte, organización, alto rendimiento, reflexiones, carreras, y todo eso con el mismo propósito del inicio, hace ya dos años: compartir mi experiencia y aprendizajes personales para que sirvan de algún modo a todos los que me leéis a mejorar y/o cambiar algún aspecto específico de vuestro estilo de vida que no os gusta o queréis mejorar, tal y como voy haciendo día a día.

También seguirá siendo el lugar donde deposito todo el camino que sigo para conseguir mi mejor rendimiento y mi mayor bienestar tanto personal como profesional, mejorando mi productividad, eficacia y conocimiento a todos los niveles.

Porque las circunstancias, buenos o malas, no deben hacernos más que motivarnos a conseguir mejores cosas. Porque siempre se puede mejorar. Porque todo depende de ti, de nosotros y de nadie más. Tu eres el dueño de tus acciones. Lo sabes de sobra, actúa. Actitud y GO
Be Slow.

Feliz 2018 para ti y toda tu familia.
Un abrazo.
Carlos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.