Teoría del Aburrimiento

No soy aburrido, sólo muy paciente. -Anónimo.

Cuando me pillo aburriéndome pienso en si es algo bueno o malo. Si es un síntoma o una consecuencia. ¿Siempre nos hemos aburrido los humanos? ¿Tener tanta información al alcance de la mano, ya resuelta, nos aburre? Esta es mi conclusión.


Empiezo a escribir esto en un momento en el que estaba sintiendo que me aburría o por lo menos eso creía. Y claro, de aquí aparece mi teoría sobre el aburrimiento.


QUÉ SIGNIFICA ESTAR ABURRIDO

El aburrimiento nace cuando querrías estar haciendo algo diferente de lo que estás haciendo en este momento y que a su vez, carece de motivación alguna ya sea de manera personal o profesional. Nace cuando (bajo tu juicio) no tienes nada que hacer y no tienes nada con que llenar ese vacío.

Buscando definiciones he encontrado ésta



El aburrimiento es la inmovilidad del cuerpo enfrentado al vacío del pensamiento. La repetición de la marcha mata el aburrimiento, porque este ya no puede alimentarse del cansancio del cuerpo y buscar en su inercia el tenue vértigo de una espiral sin fin”.

NO ES MALO, NI BUENO

Si estar aburrido es bueno o malo es una percepción personal. Mi conclusión es que no es ni bueno ni malo ni todo lo contrario. Simplemente es. Es un estado interior de falta de motivación puntual que tomamos como algo a evitar. Creo que no hay que evitarlo, hay que observarlo y aprovecharlo. Si quieres llenar ese vacío escribiendo una teoría sobre porque aburrirse no es bueno ni malo, estupendo; si quieres dejar pasar el tiempo hasta la próxima cosa interesante que quieras hacer, estupendo también.

Estamos acostumbrados a llenar cada segundo de nuestra jornada laboral y personal con actividades. Nuestro cerebro busca desesperadamente esa dosis de motivación a cada segundo pero quizá lo que de vez en cuando necesitamos es no hacer nada. Aburrirnos durante un rato largo o corto, para dejar descansar nuestro cerebro y así encarar las siguientes actividades con más ganas.

En este caso, mi cerebro ha luchado por no aburrirse y me ha puesto en marcha para escribir este artículo. ¡He vencido al aburrimiento! Esto me lleva a que voy a intentar aburrirme más a menudo, es decir voy a dejar de querer llenar los vacíos de tiempo constantemente.

Si. Es una forma genial de aumentar tu productividad, llenar los vacío de tiempo con actividades que pueden avanzar tus tareas o te pueden proporcionar valor pero creo que de vez en cuando es bueno el no-hacer. Dejar que tu mente vaya a donde tenga que ir, sin luchar y simplemente estar, nada más.

Nunca he escuchado a nadie responder a la pregunta: ¿qué vas a hacer ahora? con: “¡Me voy a aburrir un rato!”



ABURRIMIENTO Y CREATIVIDAD

He leído en muchas ocasiones que estar aburrido fomenta la creatividad. Creo que en muchos casos puede ser así. A no ser que te sumerjas y te dejes llevar por el hastío, puedes permitir a tu mente descubrir nuevas formas de pensar y puedes dejar también, que broten nuevas ideas para resolver problemas o quizá te pilles pensando en un nuevo proyecto o la solución para esa cuestión a la que tantas vueltas le estás dando. No subestimes el poder del aburrimiento.


Sin duda, definir qué es el aburrimiento y el porqué nos aburrimos es algo que se escapa a mi capacidad pero sí soy capaz de aprender de cada momento y aprovechar las oportunidades y los beneficios que pueda haber de cada instante; y el aburrimiento es una sensación, un estado del que podemos observar, aprender y disfrutar.

Be Slow.
Un abrazo.
Carlos.


Suscríbete y descarga gratis mi ebook.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.