5 razones por las que tener un método de organización

El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender. -Plutarco (50-125) Escritor griego-

La verdad es que no tenía muy claro que escribir en el primer post y ya que vamos a hablar mucho de organización personal, por qué no empezar por explicaros las que para mí, son algunas de las principales razones por las que tener en buen método de organización personal.


Si en algún momento, la tareas de tu trabajo o de tu vida diaria te han llevado a pensar ”tengo que organizarme, no llego a todo, etc.”, es que necesitas un método de organización personal. La mayoría de la gente tiene una libreta donde va apuntando tareas, ideas o cosas que tiene que hacer pero sin darles un sentido y sin confiar mucho en que todo eso que anotan vayan a tenerlo presente en el momento adecuado. Pero en realidad, aún anotado, no ha salido de su cabeza y necesitan estar pensando en ello todo el rato porque no confía en su método de “anotarlo en la libreta” porque está desordenado y sin sentido.
Ésta forma de trabajar genera un estrés innecesario y prescindible porque no tienes un sistema confiable y necesitas estar recordando constantemente donde has anotado esto, donde he dejado esta nota o este papel, ¡¡como lo pierda estoy perdido!!, ¿te reconoces?

Muchos dirán que esa es su forma de trabajar y no la pueden cambiar.

Bueno, para ello os dejo 5 buenas razones para comenzar a instaurar un buen método de organización en tu trabajo y en tu vida en general, (un método confiable) que harán que pienses si merece la pena o no. Ya te digo que sí, que merece la pena y que el cambio que verás en tu vida será grande.

1. Reducirás el estrés

La he querido poner la primera porque me parece la razón más importante de todas. Tener un buen método de organización personal te permitirá liberar la mente de preocupaciones innecesarias y enfocarte solamente en la tarea que tienes por delante sabiendo que todas las tareas que comprenden tu ámbito las tienes correctamente identificadas en el lugar correcto al que sabes que acudirás cuando lo necesites y por tanto no deberás preocuparte de ello.

No hay nada más estresante que estar trabajando y a la vez estar pensando en lo siguiente que tienes que hacer o que no se te debe olvidar hacer esto o que tienes muchos temas pendientes sin concretar.
Reducirás el nivel de estrés, tu cuerpo estará más relajado, notarás más energía, tendrás menos dolores, te pondrás menos enfermo y por ello te sentirás mucho mejor, más relajado y estarás de mejor humor.

2. Serás más productivo


Tu jefe está de enhorabuena. Si decides cambiar tu organización para hacerla más eficiente, notarás que, al estar más relajado y tener más energía, tu productividad aumentará exponencialmente. Harás más cosas en menos tiempo y mucho más relajado. Tendrás la mente despejada para poder abarcar más proyectos y tenerlos más controlados sin cambiar la sonrisa de tu cara.

3. Los demás confiarán más en ti

¿Qué ocurre cuando estas organizado y centrado en lo que tienes que hacer en cada momento preciso? Que las tareas fluyen y nada se te queda en el tintero o retrasado o extraviado.

Alguna de esas tareas que tienes que hacer son "cosas" que necesitan ser realizadas para que otra persona pueda avanzar en su trabajo y si las olvidas, las dejas sin hacer durante mucho tiempo, estarás retrasando a su vez la continuación del trabajo de ese compañero que necesita que tú termines con tu tarea. En cambio, si estás bien organizado, los demás sabrán que acabarás a tiempo esa tarea o por lo menos que eres consciente de lo que tienes que hacer y lo tienes bien planificado en tu sistema de organización con lo cual confiarán en ti para la realización de la tarea.
Serás una persona más responsable, confiable y gozarás de una buena reputación en ese aspecto. ¿Eres de los que olvidas informes, papeles, tareas en los cajones y luego vienen a preguntar si lo has hecho, cómo va, etc.? Puedes evitarlo.

4. Tendrás más y mejores ideas

‘Your mind is for having ideas, not for holding them’ -David Allen-

No puedo estar más de acuerdo con esta frase de David Allen, "Tu mente está para tener ideas, no para guardarlas".

El hecho de estar relajado, el confiar en tu sistema de organización, y el tener unos hábitos saludables, hace que tu mente esté despejada y lista para tener ideas porque no está trabajando en recordar que tienes por delante, sino centrada en el presente y enfocada en lo que haces ahora mismo, eso hace que puedas ser más creativo.

Esa energía que consumes cuando estás estresado con cientos de miles de cosas en tu cabeza, tu cerebro, en ese estado de relajación, la utiliza para obtener las mejores ideas.

A mí, muchas veces, se me ocurren las mejores ideas después de hacer deporte; tiene lógica, mi mente está despejada, he liberado tensión y mi cabeza está libre de distracciones que le impiden pensar con claridad. ¡Qué bueno es hacer deporte!


5. Podrás dedicar tiempo a las cosas más importantes

Porque nada es más importante que tú mismo, podrás dedicar más tiempo y con más energía a lo que más te gusta, a tus hobbies, a estar con tu familia, a no hacer nada (sí, también a eso, de no hacer nada hablaré en otro post porque es algo que no sabemos hacer. ¡No sabemos no hacer nada!). Es la ventaja de liberar tu mente de todos los compromisos adquiridos.

Estas son sólo algunas de las razones pero seguro que hay más, cada uno tendrá las suyas propias, me gustaría que las compartierais asi podemos seguir aprendiendo.

Un abrazo.
Carlos.

Foto: Pixabay

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.