Tips para desconectar de tu trabajo (...y de tu vida).

Al final, lo que importa no son los años de la vida, sino la vida de los años. -Abraham Lincoln-


¡Hola a todos!

Se acerca el fin de semana y es hora de dejar a un lado el trabajo y relajarse pero, ¿sabemos realmente desconectar de nuestro trabajo o en momentos de estrés, de nuestra vida?. A la vista está que nos cuesta mucho dejar a un lado nuestras preocupaciones y tensiones. Es fundamental para nuestra salud mental que aprendamos a liberar toda esa tensión adecuadamente, de manera que podamos recargar las pilas para poder seguir adelante. Una mala gestión del descanso físico y mental merma nuestra capacidad de concentración y nuestra salud lo que a la larga nos puede llevar a problemas.


Pero no os preocupéis demasiado, sólo hay que encontrar la forma adecuada de desconectar. Cada uno libera su estrés de una manera diferente. Buscad la vuestra, la que os guste más, con la que os sintáis más cómodos y acudid a ella cuando la necesitéis. Para echaros una mano os dejo unos pequeños consejos que espero que os ayuden a recuperar la energía y liberar las tensiones.

No te lleves el trabajo a casa. Es obvio que si quieres desconectar de tu trabajo no debes trabajar. Es tan obvio que mucha gente no lo hace. Es un error. Si tienes que llevarte trabajo a casa porque no lo has podido terminar en tu puesto de trabajo, tienes un problema de organización. Esto cuesta entenderlo pero deberías poder realizar todas tus tareas durante tu jornada. Parece que está bien visto alguien que se lleva el trabajo a casa, 'que trabajador', 'que implicado está', etc. Si, pueden tener razón, seguramente serás alguien trabajador e implicado pero lo que no serás es productivo y además a la larga será peor para ti y para tu empresa. Un trabajador cansado y estresado hace que su productividad y su creatividad caiga en picado. Si es tu caso, redefine la forma de organizarte. Te invito a que leas Método GTD®. 0 | Introducción.Y, si eres el responsable de una organización, redefine la forma de trabajar de tu equipo para que esto no ocurra. Todo será beneficios.




Foto: @usarralde

Haz deporte. Me oirás repetirlo miles de veces y lo seguiré diciendo. Hacer deporte es (casi) obligatorio para desestresar el cuerpo y la mente. Todas las sustancias que generas cuando haces deporte ayudan a regular los niveles de cortisol que es la hormona que se genera en gran cantidad cuando estamos estresados y se liberan otras sustancias como la dopamina que nos ayudan a relajarnos y a sentirnos mejor. Cuidar la forma física es fundamental para sentirnos bien. Sal a correr o en bici o a jugar a pádel, lo que sea, de esta manera desconectarás por un momento de tu vida y ayudarás a tu cuerpo y sobre todo a tu mente. Si nunca has hecho deporte, empieza poco a poco, asesórate bien por especialistas y tu vida cambiará. Garantizado.


Escucha música. Muchas veces cuando estoy en casa o salgo a dar un paseo, me pongo los cascos y una buena lista de reproducción y dejo que la música me transporte a otro estado. Me ayuda a relajarme, a motivarme o simplemente a enfocar mi mente en otro lado. El poder de la música para generar estados de ánimo es innegable. De hecho, para mí la música es un estado de ánimo. Con una simple canción puedes levantar el ánimo o generar recuerdos que te gustes o simplemente relajarte. Busca la música que te guste y déjate llevar. Y si necesitas ayuda, pásate por mis listas de reproducción en Spotify. 





Apaga el teléfono móvil. Es un de las mejores formas de desenchufarse del mundo hoy en día. a mi me gusta hacerlo cuando tengo unos días de vacaciones. Aléjate del whatsapp, de las redes sociales, de internet e incluso del trabajo dejando a un lado el teléfono móvil, ordenadores y tabletas. Simplemente deja a tu mente descansar unos días. Sentirás que tomas energía nueva y renovada. ¿Es díficil para ti apagar el teléfono, meterlo en el cajón y pasar dos días sin él?. Entonces es cuando más necesitas hacerlo.


Simplemente no hagas nada. Si te lo puedes permitir, no hagas nada, literalmente. Estamos acostumbrados a estar continuamente ocupados, hasta en nuestro tiempo libre estamos programando actividades y nunca planeamos no hacer nada. ´Tírate en el sofá o si tienes la suerte de tener una playa cerca, vete a la playa o al parque y simplemente dejate caer y no hagas absolutamente nada. De vez en cuando debemos dejar descansar al cuerpo y la mente dejando de hacer actividades. no te sientas culpable por lo que deberías estar haciendo, esto es lo que deberías hacer, nada. Hazlo y cuéntame como te sientes.


Escápate a otro lugar. Cambiar de aires es una de las mejores cosas que pueden hacer para desintoxicarnos de nuestra vida cotidiana y renovar nuestro organismo. El simple hecho de hacer una escapada a cualquier parte que no sea la habitual hace que nuestra mente se olvide de la rutina y se enfoque en el nuevo sitio en el que estás. La naturaleza es el mejor sitio para ello. Coge a tu familia o a la persona que más te apetezca y llevátela a pasar algún día fuera. Y si no tienes en ese momento a nadie vete tú sol@, la desconexión puede llegar a ser incluso mayor.




Dedica tiempo a tu hobby preferido. No hay mejor manera que pasar tu tiempo que haciendo lo que más te gusta. Saca un rato para dedicarlo a tus aficiones, es la mejor manera de relajarte y desestresarte. y si no tienes hobby, ¡búscalo!, seguro que hay algo que te encanta hacer en tu tiempo libre. 


Pasa tiempo con tus seres queridos. Es la mejor manera de desestresarse. Pasar el tiempo con tu pareja, hijos o amigos. Sal a dar un paseo con la familia o queda a tomar algo con un buen amig@. Eso lo cura todo.


Y tu, ¿cómo desconectas?.


¡Si te ha gustado no olvides compratirlo!.


Que pases buen día.


Un abrazo.

Carlos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.