Mi propósito personal para 2018

"Si no sabes adonde vas ningún camino es bueno." -Rafael Chirbes.

Como cada fin de año, florecen los buenos propósitos y las promesas. Estamos deseando que el cambio de dígito en el calendario traiga también cambio en nosotros. Entonces,vamos a ello.



Este 2018 quiero comenzar un pequeño-gran proyecto-propósito personal que creo que necesito y que ya comencé, aunque sin un seguimiento claro ni constante, tal y como os conté en un post al volver de mis vacaciones anuales.

Esto entra dentro del diseño de estilo de vida que vengo llevando a cabo desde hace tiempo y que poquito a poco va dando sus frutos  que me va motivando diariamente. También me ayuda en los momentos más complicados, por baja energía, tensión, descenso de motivación o cansancio.

MI PROPÓSITO

Lo voy a llamar #MySimplyProposal, lo podía haber llamado #Pepito, pero así 'mola' más (y es más motivante).

Mi propósito es ir desacelerando paulatinamente mi modo de vivir, pensar, trabajar, proyectar, decidir, acometer, hasta reducirlo a lo más simple y ser capaz de enfocarme en muy pocas cosas a la vez para poder enfocarme al máximo en cada tarea, reducir el nivel de estrés, sentirme más a gusto conmigo mismo, disfrutar al máximo de todos los momentos y centrarme en el presente de una manera más sosegada y sin ningún tipo de presión añadida. Sea cual sea.

Me centraré en lo más importante. Esto implicará reducir el ruido exterior que no genera más que dudas y saturación. 

Significará aprender a centrarse en el presente sin prisas, relajado y sin expectativas. 

Significará reducir el consumo de información innecesaria para renovar la mente y dedicar especial atención al bienestar personal. 

Significará dejar de prestar atención a muchas cosas y dedicar mi tiempo y energía a pocas cosas las que me hagan sentir mejor. A veces a ninguna, simplemente descansando en todos los sentidos.

Implicará, a veces, reducir y hasta eliminar la interacción con redes sociales, móvil, el correo personal, consumo de televisión, etc. Actualmente no es mucha (ya no consulto Facebook, ni Twitter, solo utilizo Instagram y no mucho) pero quiero reducirla aún más. 

Hacer un 'detox' de vez en cuando es la mejor manera de renovarse, sobre todo a los que lo utilizáis mucho.

También significará dedicar más tiempo a profundizar en la practica de Mindfulness que es una técnica que me ha atraído y por el poco tiempo que llevo practicándolo he notado que me va a ser altamente beneficiosa.

Reduciré (y por periodos eliminaré por completo) la lectura de blogs, listas de correo y libros específicos para recomponer toda la información y llevarla a buen puerto. Aunque la lectura es un super-hábito que me resulta vital y altamente placentero, a veces es bueno no dejar que el exceso de información llegue a saturar las ideas. Lecturas más placenteras y menos formativas.

Escribiré menos pero con más sentido. Escribiré cuando tenga algo realmente interesante que aportar y cuando así lo sienta. No publicaré un artículo a la semana como vine haciendo durante muchas semanas. 

Para ayudar a esta desconexión es necesario dejar descansar la mente durante más tiempo y tener el compromiso auto-exigido de publicar semanalmente es un esfuerzo del que voy a prescindir.

ESCRIBE TUS PROPÓSITOS

Dicen que escribir tus objetivos o compromisos te ayuda a que los interiorices y que los puedas llevar a cabo. Este es uno de los motivos por los que los comparto con vosotros. Coge tu libreta favorita ーla mía es una Moleskine® Clásica, y escribe tu propósito, pero que sea realista, que te salga de dentro, del interior.

APRENDER A PARAR

Es algo que no sabemos hacer. En primer lugar en general, no sabemos reconocer el momento adecuado de parar a recomponernos de nuevo, física y/o mentalmente. Por eso, este aprendizaje es básico para lograr un alto rendimiento personal. 

Cada cierto tiempo, parar, descansar y revisar en cualquier ámbito te proporcionará la energía y la claridad mental que en ciertos momentos necesitas. Cuando te sientas abrumado, para. Recapacita, elimina cosas y céntrate en lo importante.

Saber parar a tiempo es una virtud. No me he caracterizado precisamente por esto pero estoy aprendiendo a descubrir los momentos en los que hay que parar y a desapegarse de ciertas actividades internas y externas, es decir, dejarlars ir, para poder retomarlas, o no, más adelante y de esta manera poder disfrutar de pocas cosas pero más intensamente.

Saber parar a tiempo es un super-hábito. Si consigues atraerlo y mantenerlo te proporcionará el equilibrio necesario a tu vida. Yo estoy en ello y espero que me acompañes.


Y por supuesto, este propósito es la base que me va a permitir seguir dedicando tiempo de calidad con mi hijo y mi mujer, además de mis amigos y familia que es lo principal para estar sano física y mentalmente.

Un abrazo.
Carlos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.